Mi experiencia con Gentoo

Hoy he decidido escribir un poco sobre esta distribución, no por su facilidad de uso, ni por lo conocida que es, ya que de hecho, ni es fácil, ni es muy conocida.

Mi experiencia con Gentoo empezó hace un par de años, cuando un compañero de la facultad me explicó un poco cual era su filosofía: «optimización hasta la saciedad», (hasta el punto de que cada programa está compilado por y para tu máquina)  y me ayudó a instalarla en mi viejo portátil.

gentoo-logo

La máquina es un P-4 3.06 gigahz con 512 mb de RAM… nada mal para un portátil de la época… el único problema venía con la duración de la batería… 15 minutos en Ms Windows XP y 20 o 25 (según uso) con Ubuntu. Ambos sistemas daban mucha marcha al procesador en cosas que realmente no necesitaba, y que me resultaba complicado parar esos procesos (volvían a arrancar y yo no sabía por qué).

Tras instalar Gentoo (para lo cual tuvimos que falsear una MAC para poder acceder a internet a través de la red corporativa de la universidad), pude comprobar por mi mismo que mi portatil ‘no estaba tan mal’… la batería duraba poco más de una hora con el wifi encendido y dandole un uso ‘normal’ (navegar, messenger, trabajar con documentos, y un largo etc). Para conseguir tal cosa la distro se instaló un tanto espartana, con kde 3.5 como entorno gráfico (el único lujo que me permití realmente) y las aplicaciones justas y optimizadas con las variables USE imprescindibles en cada caso.

Hay que admitir, que no resultó una instalación fácil… primero tuvimos problemas en el paso de chrooting. Luego la red no conectaba porque mi MAC no estaba dada de alta en la universidad como ‘ordenador corporativo’… esto lo solucionamos enmascarando la MAC así:

su
ifconfig eth0 down
ifconfig eth0 hw ether 00:FF:11:EE:22:DD
ifconfig eth0 up

Tras esto y siguiendo la guia gentoo llegamos al paso de compilación del kernel, que nos dió algunos problemas ‘por culpa’ de la gráfica… una ATI IGP. Por suerte mi compañero era un experto en esto de compilar el kernel y lo solucionó rápidamente.

Configurando las X volvimos a tener algun percance a causa de que en ATI no hay drivers para mi placa de video, pero volvimos a solucionarlo en breve, y por fin tuve mi Gentoo corriendo en mi dinosaurio.

He de admitir que para mi fué una experiencia muy gratificante poder ver como se instalaba Gentoo. Aprendí mucho de Linux durante esa instalación y durante el año y medio que tuve la distribución instalada y gracias a ello ahora puedo solucionar algunos problemas que me surgen en otras distros (Ubuntu, linpus, …)  ya que se de donde vienen… creo que es algo que no habría podido aprender en otra distribución… o al menos no tan rápìdo.

Desde aquella primera instalación, he instalado Gentoo en tres o cuatro ocasiones, incluyendo un servidor web para la delegación de alumnos de mi universidad, y ahora estoy tratando de instalarla en un USB de 4 gigas que adquirí hace poco.

Desde aquí animo a todos esos que ya no son tan novatos en linux y que quieran aprender un poco más sobre este sistema a que intenten instalar Gentoo (en alguno de esos pentium o pentium 2 que tienen en el desván 😉 ) y se darán cuenta de ‘la autentica potencia de linux’. No os preocupeis si os cuesta 3 dias o 1 semana o 2. Las primeras veces puede ser una instalación realmente larga (por eso de que vas un poco perdido), pero al final resulta divertido, práctico (para resucitar esos PC un poco antiguos)  y muy didactico.

Etiquetado , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.