De la multi-pantalla a la multipantalla

Recuerdo hace años, allá por 2009, cuando me estaba iniciando en el sector audiovisual, recuerdo que un cliente me llamó «friki» por trabajar con tres pantallas en casa… por aquel entonces, la única forma de tener múltiples pantallas, era con un PC de sobremesa que tuviera varias tarjetas gráficas. Desde entonces hasta estos días, he trabajado con múltiples sistemas MDS (Multi digital screen), desde los más sencillos usando 2 o 3 pantallas hasta algunos realmente complejos con arquitectura cliente-servidor manejando 7 pantallas y siendo capaces de manejar potencialmente hasta 21. También he podido trabajar en sistemas MDS con proyectores usando blending, en un entorno donde pude realizar proyecciones sobre una cupula de 900m2. He tenido la suerte de poder trabajar con dichos sistemas con múltiples pantallas no solo en ordenadores de sobremesa, sino también en portátiles, y creo que bien gestionado, es algo que tiene muchísimo potencial de crecimiento a… Continua leyendo

¿Decoletaje de precisión en internet? Por supuesto

Cuando se nos pregunta qué clase de tiendas online frecuentamos en internet, la mayoría de nosotros respondemos las clásicas; es decir, las tiendas de ropa, por ejemplo, especialmente aquellas que venden ropa muy exclusiva que no se encuentra fácilmente en ninguna tienda de a pie; o las de electrónica, videojuegos y chismes de segunda mano en general. Pues resulta que internet no es solo el medio de comunicación del siglo XXI, sino también un gran centro comercial en el que pequeñas y grandes empresas, así como usuarios de todo tipo y condición, venden sus productos a cualquier persona que esté interesada. Y no, no estamos hablando de una situación en la que sea difícil encontrar compradores o encontrar aquello que deseamos comprar. Estamos hablando de internet, es decir, ese sistema que nos permite comunicación y pagos directos e inmediatos con cualquier persona del mundo esté donde esté. Sí, siempre habrá… Continua leyendo

Xiaomi Mi Band (1): Tres años después

Hoy quiero hablaros de mi experiencia con la Xiaomi MiBand, en su primera versión. La compré en 2014, aproximadamente hace tres años, cuando los primeros weareables empezaban a salir… Y tres años después la sigo usando! Como dato muy positivo quiero comentar que la SmartBand de Xiaomi cumple lo que promete en cuanto a batería y calidad: la batería dura alrededor de 30 días con un uso normal, y la calidad de los acabados es tan buena, que tres años después no tiene ni una ralladita: La durabilidad y fiabilidad de la electrónica Xiaomi es excelente! Como bottomline: La banda de goma de la pulsera tuve que cambiarla a los dos años aproximadamente, pues del uso se rompió un poco, pero el repuesto lo encontré por amazon por menos de 3€, con lo cual tampoco es un coste inasumible. La electrónica creo que está empezando a fallar… las últimas 4… Continua leyendo